Blog Cuatro básicos de belleza en mi neceser

 

Dicen que tu imagen es tu tarjeta de visita y cuidarla una necesidad. Yo añadiría a mi imagen mi sonrisa y mi aptitud positiva ante la vida, pero empecemos por lo fácil.


Cuida tu rostro “por fuera”, sin complicaciones, para lucir un aspecto natural con independencia de la edad que tengas, porque actualmente el paso del tiempo no debe restarte belleza, sino todo lo contrario.


Creo, sin duda, que la clave está en verte natural con ese  “toque” de maquillaje mínimo que todas describimos como “es que si no me parece que voy desnuda” y que para mí es el corrector de ojeras y para ti puede ser la barra de labios.

Pero el tiempo, o más bien la falta de él es mi enemigo, así que he vaciado mi neceser, con gran esfuerzo, y he puesto cuatro productos que me llevaría de viaje si me cobraran por el peso de la maleta (upff, que eso ya ocurre).

  • Solución micelar para limpiar y desmaquillarme.
  • Corrector de ojeras, por supuesto (añade tu “toque” para sustituir el mío).
  • BB cream.
  • Bálsamo labial porque ya hace mucho frío.

He escogido el agua micelar porque, simplemente me parece increíble hasta cómo me deja la piel después de aplicarla con un algodón, aunque confieso que primero pedí una muestra para mi difícil tipo de piel…Probé la solución micelar de La Roche-Posay. Tú debes encontrar la que más se adapte a ti, porque puedes tener la piel sensible, grasa o seca…Si escoges bien, además de eliminar maquillaje e impurezas, también la utilizo diariamente aunque no salga de casa, te hidratará, con lo que no notarás la piel tirante, y podrás eliminar también el tónico si tiene esa propiedad.

Y como ya estaba en mi parafarmacia de confianza, dato muy a tener en cuenta, porque si te conocen te recomiendan lo mejor a un precio “sin infarto”  de regalo, me llevé un bálsamo con ácido hialurónico que repara y nutre, porque no hay nada más antiestético que unos labios “con pellejitos”.

Sobre mi BB cream, elegí la que cumplía con lo que yo le pido a una crema de uso diario. Hidratación duradera con textura ligera, no grasa, que su color se funda totalmente con mi tono de piel, sin efecto máscara que diferencie mi cuello, con pigmento minerales que reflejen la luz y con una protección mínima SPF20…No fue fácil, creerme, pero conseguí cerrar el neceser.

Si sentís curiosidad por probar la BB cream o el bálsamo que ganó “mi cata” será un placer contestar vuestro e-mail. Aunque me gustaría aún más que compartierais conmigo vuestros descubrimientos y hablar de ellos en mi blog si me dais permiso, ¡claro! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *