Perder peso con salud

Para perder peso y no estar siempre a dieta tienes que decidir cómo vas a comer a partir de ahora, y estar convencido de que es una cuestión de salud. Y sin ser alarmista de salud futura, así que comienza por decidir cuál es la razón por la que debes perder peso.

Consultar con un dietista tus dudas sobre mitos y leyendas de alimentación es el mejor comienzo.Qué pensarías si en un gabinete de dietética te dicen…

“Para adelgazar tienes que comer “cosas normales” y no te voy a dar un batido proteico sustitutivo de una comida”.

  • Comida vegetariana

    Si no te parece comida divertida podemos mejorarla. Hay un montón de recetas.

    Las razones son que no eres un astronauta y puedes aprender a comprar y a cocinar cosas sencillas y rápidas, y que las proteínas no son combustible para nuestro organismo sino directoras de proceso vitales – vamos, que dirigen el funcionamiento de las células.

“Las tortitas sabor yogur son un tentempié innecesario y no tan saludable”.

  • Vale que llevarlas en el bolso es menos engorroso que un yogur y dos nueces peladas, pero compara: un yogur con tres nueces te aporta las mismas calorías que una sola tortita y seis veces más proteínas. ¿Compensa o no llevar merienda de casa?
  • Además, no olvides que tienes que reducir al máximo los azúcares simples de tu dieta y si miras la etiqueta quizás te sorprenda la cantidad. 

“Tu estado emocional influye en que ganes peso y no sólo porque comas más”.

  • El estrés crónico hace que segreguemos una hormona que facilita la acumulación de grasa en zonas poco atractivas.
  • Así que incorpora un momento zen todos los días en tu vida y contrarresta tu estado de “constante locura” haciendo algo de ejercicio, que además de liberar tus músculos de tensión provoca la liberación de hormonas que te hacen sentir feliz. Equilibrio, eso es lo que necesita tu cuerpo.

“Para perder peso hay que incluir grasas buenas en nuestra dieta”.

  • Estas favorecen la digestión de todas las grasas y ayudan a perder peso, entre otras propiedades.
  • Incluye aceite de oliva y pescado azul en tu menú semanal con moderación.

“Las proteínas no solo están en la carne”.

  • Proteínas vegetales dietaPodemos tomar proteínas de alta calidad biológica con legumbres combinadas con cereales.
  • Nuestras famosas lentejas o garbanzos con arroz (hidratos de carbono complejos – esos que nos proporcionan energía lentamente-  y fibra). Tomarlas al menos, tres veces por semana.

“Los frutos secos con moderación aportan grandes beneficios y no te engordará”.

Lo ideal  es incorporarlos a cereales integrales para obtener una proteína de alto valor biológico – suena bien lo del valor biológico pero lo que significa es que nos aporta, conjuntamente, todos los aminoácidos esenciales que necesitamos, esos que sólo los obtenemos con la dieta.


Comida equilibrada dieta

Probablemente lo único que le falte a este plato sea un vaso de agua.

Resumiendo: has engordado comiendo mal y en exceso. Vamos a comer menos, sin matarnos de hambre y ha disfrutar de comer un poco de todo.


Enero es el mes escogido por muchos de nosotros para poner fin al visible estado deplorable en el que nos han dejado los excesos navideños.

O, mejor dicho, es el momento en que a nuestro cinturón no le quedan más agujeros para mantenerse sujeto alrededor de nuestra cintura, ni con las trabillas del pantalón.

Si has intentado tú solo perder peso y los resultados han sido desalentadores te invitamos a visitarnos en nuestro gabinete dietético, y descubrir que no tienes por qué seguir a dieta toda tu vida. Hay otra forma de comer, disfrutar y mantenerse sano en tu peso, según tu constitución.

  • – Me acaba de entrar el hambre, voy a por un yogur…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *